Rutas Guiadas por Horcajo de la Sierra

El municipio

El municipio de Horcajo de la Sierra está enclavado en las estribaciones meridionales del macizo de Ayllón -perteneciente a Somosierra-, en la comarca madrileña de la Sierra Norte, sobre una cornisa desde la que se domina el curso bajo del arroyo del Valle. Ocupa una superficie de 20,600 km2 y está formado por los núcleos poblacionales de Horcajo de la Sierra y Aoslos. Como la historia de la gran mayoría de las localidades pertenecientes al Valle Medio del Lozoya, la suya también estuvo marcada por la del Señorío de Buitrago, cuya villa fue durante siglos capital de una comunidad de poblaciones entre las que se encontraba Horcajo de la Sierra.

Aunque se desconoce la fecha exacta en que se produjo el primer asentamiento en la zona, es muy probable que éste fuera con fines defensivos -Horcajo de la Sierra se ubica sobre un cerro desde el que se domina todo el valle y la que por entonces era la única vía de comunicación con el norte peninsular- y ganaderos, debido a la riqueza de sus pastos. De hecho, ya en el siglo XIII, era una comunidad de pastos dependiente de la Villa de Buitrago. Además, su territorio está atravesado de norte a sur por ocho vías pecuarias -siendo las más representativas la Cañada Real Segoviana o de las Merinas, la Cañada de la Risca y la Cañada del Cerro- y por una amplia red de caminos rurales por los que realizar rutas a pie, en bicicleta o a caballo en plena naturaleza. La importancia de la ganadería también condicionó la arquitectura y el desarrollo urbano de estos pueblos, formados por calles cortas y sinuosas en las que se levantan casas bajas, corrales, pajares y establos de mampostería de gneis granítico, la piedra más común del entorno.

Horcajo de la Sierra surgió en el sur del actual núcleo poblacional, donde se erige la Iglesia de San Pedro in Cathedra. Posteriormente, fue expandiéndose hacia el norte y se fue desarrollando la trama urbana a lo largo de la actual calle Mayor. Poco a poco, el centro se fue trasladando al norte, algo que se hizo más patente todavía cuando se abrió la calle de la Carretera, actual acceso al pueblo desde la A-1.

A unos 3 km al suroeste, en un llano rodeado de prados donde abundan los fresnos, los robles y los cercados de árboles frutales, está la otra población del término municipal. Aoslos se formó bastante tiempo después -la primera referencia escrita que se tiene de él data de 1752-, cuando vecinos de Horcajo se asentaron en el lugar que ocupa, y fue desarrollándose a lo largo de la calle Real, su actual eje vertebrador.

© La Sonrisa del Gnomo & TurMedia Turismo, S.L. 2011 | rutafacil@grupo.agd.es

Una empresa del grupo AGD Un producto de TurMedia Turismo